miércoles, 5 de septiembre de 2007

mis amigos reflexion

Siento que pocas veces he podido sentarme a pensar sobre lo que en verdad valen para nosotros los amigos, pues como los tenemos ahí siempre, no necesitamos más nada, solo su presencia...
Un día, yo tenía un amigo, un buen amigo, alguien a quien quise mucho... Al que le entregué toda mi confianza, al que me cegué porque creí que como yo lo quería... él me quería... Y no era así, y mis otros compañeros me hicieron abrir los ojos (aquellos que nunca tomaba en cuenta), y abrí mis ojos, y me di cuenta que era verdad, pues solo me recostaba a él, sin pensar en todos los que perdía en esos momentos...
Y cuando empecé a abrirme a ellos pude entender lo que en verdad valen los amigos, pues ¿A quién no le gusta que nos llamen para decirnos solo hola? ¿Y saber cómo estamos?, que al abrir nuestro e-mail, aparezcan cientos de mensajes de ellos, solo para decirnos que les caemos bien, o para mandarnos otra insoportable cadena de amor, que por más que sea, nos hace recordarnos de todos ellos... nuestros amigos...
¿No es buenísimo que cuando cumplimos años, todos nos recuerdan y se aparecen en nuestras casas para desearnos un feliz cumpleaños y que cumplamos muchos más? Que cuando nos vamos de viaje, ellos intentan localizarnos, pues piensan que nos hemos perdido, o simplemente les hacemos falta... Que cuando quieren hablar con alguien, y contarles sus mayores penas ¡Nos buscan a nosotros!, pues nos tienen confianza y sienten que los ayudaremos.
Que bueno es cuando encontramos a un amigo que nos dice lo que siente en nuestra cara, y no habla detrás de nosotros, siendo hipócritas muchas veces, y puede ser que envidiosos...
Que se den cuenta que cuando estamos diferentes o hemos cambiado por x motivos nos ayuden a darnos cuenta que estamos mal.
Es agradable sentirlos presentes cuando tenemos ganas de llorar, de reír, de gozar un poco más de nuestras vidas...
Que bueno es cuando nuestros amigos nos dicen ¡Anoche pensé en ti!, o ¡Soñé contigo!...
En realidad creemos siempre que son pocos los que son nuestros amigos, pero pensemos bien, y ese que ahora tú tanto ni llamas, o no ves, es quizás alguien que te recuerda cada día, y que el que conociste en la fiesta pasada y ha ido contigo a las siguientes, siempre te acompaña porque te considera alguien muy especial...
¡Tenemos muchos amigos! solo nos hace falta volver a contarlos, y veremos que perderemos la cuenta, porque olvidamos a muchos que nos quieren MUCHO...
Date cuenta que tenemos tantos amigos que nunca deberíamos encontrarnos tristes...

mi agradecimiento a todos mis verdaderos amigos que están conmigo en las buenas y las malas los que a las distancia los llevo cerca a mi corazón aunque no tengamos mucho contacto siempre los recuerdo con cariño en especial a 3 amigas de mi niñez, cecilia, maría y Gini que aunque lejos se que en un pedacito de su corazón se acuerda de mi y la travesura que hicimos jaja en especial a mi mejor amiga mi querida hermana .

Puedo escribir los versos mas tristes esta noche.....

Quiero ser en tu vida (Paco Stanley)

Para ti Mamá

Google